Radio ROCK POP. a los catorce anos, Sutherland leyo El punto sin limites, la novela de Jose Donoso que hace mas sobre medio siglo abordaba la vida sobre un travesti en un aldea marginado de Chile.

Radio ROCK POP. a los catorce anos, Sutherland leyo El punto sin limites, la novela de Jose Donoso que hace mas sobre medio siglo abordaba la vida sobre un travesti en un aldea marginado de Chile.

El autor que desnuda los secretos sobre Grindr en su nuevo ejemplar: “Separa el sexo del amor y no ha transpirado eso seri­a un progreso”

El escritor y activista cultural Juan Pablo Sutherland (Chile) nacio en 1967, el ano en que Estados Unidos abolio el codigo Hays, un instrumento de censura en Hollywood que prohibia, entre otras cosas, las referencias explicitas a la sexualidad de las personajes, incluyendo cualquier mencion a practicas homosexuales. Cinco anos despues, un grupo de jovenes chilenos protestaba en la Plaza de Armas sobre Santiago de Chile por la discriminacion homofobica de la policia. “Fue Durante la reciente protesta marica moderna del siglo XX, naciendo mismamente nuestra misma comuna sobre Paris en plena Unidad Popular y no ha transpirado a pocos anos sobre la revuelta marica en el Village sobre novedosa York (1968)”, escribe Sutherland en su libro Grindermanias (Alquimia Ediciones, 2021), un repaso a la leyenda de la colectividad y tambien un artefacto hibrido en el que el autor santiaguino se convierte en su mismo “objeto sobre estudio” Con El Fin De proponer la genealogia del ligue metropolitano y no ha transpirado virtual.

En su tarea se adentra en las derroteros urbanos y no ha transpirado virtuales del sexo gay (“en el universo gay las citas son fundamentalmente sexo”) desplazandolo hacia el pelo propone desentranarlo como un “voyeur” que registra sucesos desplazandolo hacia el pelo reflexiones por medio de la escritura amena, clara y no ha transpirado ductil, alejada de estas elaboraciones hermeticas de la academia.

Desde por lo tanto cultivo su atraccion por la literatura gay sobre Latinoamerica. “Antes sobre tener hipotesis queer tuvimos literatura”, reflexiona el ademas redactor de patria Marica (2009; 2022) en interviu con Infobae. Su ejemplar que lleva como subtitulo Del ligue urbano al sexo virtual se inserta en esa folclore literaria y no ha transpirado popular que da cuenta de las practicas sexuales que recurrian a la clandestinidad resignificando las sitios publicos para escapar de la crueldad heteronormativa. Por eso Pedro Lemebel, que fue su amigo, Nestor Perlongher y Severo Sarduy, entre otros, resuenan en sus paginas que ademas presentan un “menu sobre chicos” asi­ como un apartado sobre la “dictadura de la selfie” en nuestros dias.

Gindermania. Del ligue metropolitano al sexo virtual pone en escena las practicas sobre cortejo y no ha transpirado sociabilidad gay en el siglo anterior y no ha transpirado como se han ido transformando al transitar del cruising callejero a los espacios virtuales sobre Grindr, la app de citas para gays que, desde 2009, nunca simplemente cambio las formas en que se relacionan los hombres homosexuales, sino el resto de personas del mundo virtual: Grindr fue el maqueta Con El Fin De diferentes apps masivas igual que Tinder.

En el libro Sutherland cruza su escritura ensayistica con su mirada de profesor investigador, su activismo LGBT+ asi­ como las apuntes de su deporte narrativo asi­ como autoetnografico en urbes de Europa desplazandolo hacia el pelo America. Hace unos 8 anos de vida empezo a documentarse cuando abrio Grindr y no ha transpirado decidio registrar en cuadernos su misma “grindermania”, igual que nombro a la mania (a veces adiccion) de encontrar ligues desplazandolo hacia el pelo encuentros sexuales con la empleo virtual.

“Mi propia grindermania me ha hecho fijarme en varias cosas: la foto que alguno pone en su perfil de Grindr, como la noticia de lo mujeril esta puesta en un grado baja que lo varonil y no ha transpirado la edificacion de las cuerpos hipermasculinizados a traves de lo visual”, comenta Sutherland. En el libro tambien citacion chats y muestra pantallazos con selfies, dialogos e documentacion general sobre los usuarios. Esas conversaciones hablan del medida del falo (“en Chile seri­a 13 cms el promedio”), de deseos (“me agrada besar y consumir culo”), sobre complexion fisica (“tonificado”), sobre clases sobre presentacion (“soy un macho versatil morboso”), sin embargo tambien sobre dudas sobre el desempeno sexual o preocupaciones por un tratamiento medico a raiz de un VIH recien detectado.

Para Sutherland la caracteristica mas notable sobre Grindr seri­a el doctrina de geolocalizacion datingopiniones.es/sitios-de-milf, el cual posibilita conocer En Caso De Que Existen otros usuarios buscando encuentros a unos metros de tu hogar, en el casa sobre abajo o en la habitacion de al flanco . Eso introdujo un marchas “radical” en las clases sobre relacionarse desplazandolo hacia el pelo configurar los espacios de citas.

“Si antes querias unir con alguien, te ibas a la poblacion, salias a lo urbano, al campo sobre noche, era la tipica forma gay sobre amarrar. Ese espacio publico, a donde Asimismo se corria riesgo, permitia de mi?s grande contacto asi­ como sociabilidad con usuarios de diversos niveles sociales. En velocidades, el mecanismo de geolocalizacion segrega: los pobres con los pobres asi­ como las ricos con los ricos. En el ligue callejero la interaccion era bastante mas directa y daba exactamente lo si el otro era licenciado, doctor, estudiante universitario o pequeno obrero, cualquier estaba mezclado” , dice desde Chile.

Otra reflexion fundamental sobre el cortejo gay es su nunca legalidad con respecto al cortejo heterosexual, que lo aboca a la exploracion de un anonimato que, mas alla de los avances legislativos, en contextos sociales discriminatorios convierten el ligue en la actividad riesgosa o directamente criminal en las apps de citas, puesto que su aparato sobre localizacion –inspirado en las tacticas militares sobre exploracion del enemigo, igual que senala el libro– Asimismo ha sido utilizado de utilizar crimenes de odio en multiples paises.

“Las maricas, gays, lesbianas, trans, queer desplazandolo hacia el pelo disidencias usadas nunca tuvimos el cortejo amoroso publico, sobre presentacion, vision, sociabilidad legitimada por las sociedades, sus instituciones y agentes reproductores. Fuimos parte del escarnio publico y tuvimos que trazar condiciones que posibilitaran el aproximacion con otros, pero ese aproximacion bordeara el acoso policial o la peligrosidad de la noche urbana”, apunta Sutherland en Algunos de los ocho capitulos del ejemplar.

Su investigacion igualmente evidencia con casos particulares –hombres convertidos en personajes que pasaron por la vida del autor– como en el ambiente en general “las relaciones con el otro se encuentran erosionadas, cuando no existe aptitud para verlo y reconocerlo”, dice. La instantaneidad sobre los encuentros origina la maneras sobre indagacion sexual que “no mira y no entra en sintonia con el otro” asi­ como mas bien persigue un “guion predecible”. La ciencia va en bicicleta a los sujetos a formar pieza sobre un “guion cosificado”, segun Sutherland. Sobre alla que exista una “desconexion” y no ha transpirado muchas veces se entre en estas aplicaciones Con El Fin De “consumir un anhelo, el sobre quedar ahi”, sin embargo falto concretar citas.